Los diez mandamientos del programador humilde

Faltan apenas unas horas para que 2013 muera y 2014 surja de sus cenizas cual ave fénix (pseudo-poética forma de decir que el año nuevo está a la vuelta de la esquina). Es un momento en el que quien más y quien menos le da vueltas a la cabeza con nuevos propósitos para los próximos 365 días . Yo tengo uno muy claro: ser más humilde en el desempeño de mi labor desarrolladora y es que, en este mundo de auto-proclamados ninjas y rockstars, a veces es difícil mantener los pies en el suelo y en el momento más inesperado te das cuenta de que, como el Coyote cuando perseguía al Correcaminos, estás andando sobre el acantilado… y el suelo está a muchos metros de distancia, allá abajo

Read More →