Descubren “bombas con temporizador” en el código de uno de los juegos más originales de Steam

En las últimas horas han sido descubiertas varias bombas en el código fuente de un juego que lo hacen injugable cuando pasan determinadas fechas. ¿Qué está pasando?

bombas en el código fuente de un juego

En las últimas horas han sido descubiertas varias bombas en el código fuente de un juego que lo hacen injugable cuando pasan determinadas fechas. ¿Qué está pasando?

Spintires fue una de las grandes sorpresas del 2014, porque partiendo de un planteamiento algo extraño consiguió atraer a una gran cantidad de jugadores que no se podían creer que quedarse atascado en el barro fuese tan divertido.

El juego nos pone al volante de diversos vehículos todoterreno, y nuestro objetivo es recorrer los complicados escenarios sin quedarnos atrapados; el juego destacaba por el realismo abrumador de sus físicas, que lo hace muy desafiante y divertido aunque la mecánica del juego sea muy simple.

Según declaraciones del programador Pavel Zagrebelnyy, el editor Oovee Game Studios le debe una gran cantidad de dinero, y no sabe qué hacer para que pague; Zagrebelnyy lamenta que sus conocimientos de leyes sean tan escasos para llevar a la compañía a juicio, mientras que esta asegura que son sólo unos problemas en las cuentas que se resolverán.

Esta polémica se quedaría ahí, sino fuera porque ya está afectando seriamente a los jugadores, que a día de hoy no pueden jugar a Spintires; en estos momentos aún hay mucha confusión sobre lo sucedido, pero todo apunta a que el desarrollador incluyó unas “bombas con temporizador” en el código fuente del juego para que no se pudiese ejecutar después de unas fechas determinadas.

spintires 1

Un estudio de la actual versión del ejecutable spintires.exe ha revelado que en total existen 14 bombas similares en el código, que están configuradas para activarse a lo largo del mes de marzo y el mes de abril. Un detalle importante es que estas bombas ya estaban en el código del juego como mínimo desde el 4 de enero de este año.

Aún no se sabe qué hace exactamente este código, si borra archivos básicos del programa o si simplemente bloquea su ejecución, pero parece claro que la persona que lo introdujo fue el propio desarrollador del juego, sin que el editor lo supiese.

 

Por el momento la reacción de Oovee Game Studios ha sido parar la venta del juego en Steam, donde se ha vendido por unos 30 € durante un tiempo pese a no funcionar en absoluto.

spintires 3