Esta mesa de IKEA podría aprovechar el calor del café para recargarte el móvil

¿Y si pudiésemos aprovechar el calor de nuestra taza de café mañanera para recargar el smartphone mientras revisamos las noticias del día? No es una idea tan loca y quizá en unos años veamos esta tecnología en las mesas y muebles de Ikea. El proyecto se llama Heat Harvest y es un concepto que han desarrollado Sergey Komardenkov y Vihanga Gore en  Space10

¿Y si pudiésemos aprovechar el calor de nuestra taza de café mañanera para recargar el smartphone mientras revisamos las noticias del día?

No es una idea tan loca y quizá en unos años veamos esta tecnología en las mesas y muebles de Ikea. El proyecto se llama Heat Harvest y es un concepto que han desarrollado Sergey Komardenkov y Vihanga Gore en Space10.

Se trata de un espacio, un laboratorio de investigación que Ikea ha creado en Copenhague en el que dar rienda suelta a la imaginación para crear un futuro más sencillo.

Aprovechar las diferencias de temperatura entre superficies para generar electricidad

electricidad con calor

Heat Harvest se basa en el aprovechamiento del calor que generan decenas de productos que tenemos en el hogar. Imagina superficies que capturasen el aumento de temperatura que producen y la convirtiesen de nuevo en electricidad reutilizable.

El concepto se basa en la termoelectricidad, en aprovechar el hecho de que las diferencias de temperatura entre dos superficies pueden generar electricidad y, sobretodo, aprovechando los últimos avances en nanotecnología que permitirían una conversión del calor en energía más eficiente.

La idea se centra en dos posibles productos con esta tecnología, por una parte mesas que extraen el calor de objetos como la taza de café o cualquier objeto caliente para después convertirlo en energía y ofrecer, por ejemplo, superficies de carga inalámbrica para dispositivos móviles.