Tag Archives: internet de las cosas

La ropa…

Fibras para ropa inteligente

Los wearables, como su nombre indica, son dispositivos que llevamos encima; normalmente relojes o pulseras inteligentes, pero en realidad podrían ser mucho más. Los límites de la tecnología actual hacen que tengamos que elegir entre llevar un tipo u otro de dispositivo en la muñeca; pero en el futuro, realmente podríamos “llevar tecnología” como llevamos la ropa.

Para conseguir ese futuro, las fibras que usamos en la actualidad para vestirnos no bastarán. Después de siglos e incluso milenios, pueden dejar paso a una nueva generación de materiales, que no solo nos protejan de la intemperie sino que también ofrezcan funciones adicionales. Estas fibras deberían ser conductivas, pero también lo suficientemente resistentes como para ser hebradas y cómodas para ser usadas.

Fibras para ropa inteligente, ya son posibles

Un nuevo estudio de la Universidad de Nankín puede haber encontrado un buen ejemplo de esta fibra del futuro. Se trata de un cable, que pese a usar plata en parte, puede ser lo suficientemente barato de producir como para ser la base de la industria textil del futuro.

Para desarrollar esta nueva fibra textil, los ingenieros se inspiraron en los capilares de nuestro sistema cardiovascular; los finos vasos sanguíneos que salen de las arterias y venas para llegar a los tejidos. Normalmente, crear cables tan pequeños es todo un desafío de ingeniería; pero el método ideado por estos investigadores puede facilitar las cosas.

En vez de crear cada hilo por separado, crearon una solución basada en plata que se pasa por una serie de tubos similares a las fibras; el efecto es similar al de la sangre transcurriendo por los vasos sanguíneos. Sólo hay que esperar a que la solución se evapore, y el resultado es un conjunto de cables altamente conductivos, cuyo grosor puede medirse en nanómetros.

Pese a eso, los cables son más resistentes incluso que los de cobre, y pueden ser usados para crear telas; aunque por el momento, esto es más una prueba de concepto que un producto real. Si se continúa su desarrollo, podría servir para crear ropa “inteligente”, capaz de obtener información o facilitarnos la vida.

La entrada La ropa inteligente está un paso más cerca con un nuevo tipo de fibra textil aparece primero en Omicrono.


Continue reading La ropa…

La lavadora y…

lavadora y secadora inteligente de Xiaomi

Los electrodomésticos son posiblemente los productos que más potencial tienen para mejorar en los próximos años gracias a las nuevas tecnologías. El Internet de las Cosas ha llegado a aparatos que no han cambiado en décadas, y ya estamos notando la diferencia en nuestros hogares.

Como por ejemplo, a la hora de hacer la colada. Ya hay varias lavadoras inteligentes en el mercado, y fabricantes como Samsung se han centrado especialmente en ese sector. Pero como es habitual, siempre que haya un nicho ahí estarán los fabricantes chinos, y Xiaomi concretamente, para cubrirlo.

Así es, Xiaomi, la misma que la de los móviles y los patinetes, también se ha metido a hacer electrodomésticos; en realidad, su marca Mijia lleva ya unos años en marcha con todo tipo de productos del Internet de las Cosas. Y ahora le toca el turno a una lavadora.

La lavadora y secadora inteligente de Xiaomi controla el proceso de lavado

Estamos ante una lavadora y secadora inteligente, que es capaz de funcionar prácticamente por su cuenta; posee todo tipo de sensores y sistemas pensados para lavar y secar la ropa de la manera más eficiente posible, hasta 10 kg de ropa para lavar y hasta 6 kg de ropa para secar.

Todo el proceso de lavado y secado pasa por algoritmos que calculan lo necesario para conseguir el mejor resultado. El sistema mide la cantidad de agua necesaria, dependiendo del peso de la ropa que hemos metido y de un algoritmo que analiza la ropa. De esta forma, nunca usaremos más agua de la necesaria, lo que se traduce en un mayor ahorro y cuidado del medio ambiente.

Una vez que empieza el lavado, la lavadora hace uso de su motor de frecuencia variable para cambiar el ritmo del lavado dependiendo de la ropa; de esta forma, se evitan esos famosos saltos de las lavadoras, y todo el proceso de lavado es más silencioso y gasta menos energía. Durante el proceso de secado varios sensores y una tecnología de secado por aire caliente se asegura de mantener una temperatura constante para evitar más arrugas de las necesarias.

Por supuesto, todo este proceso puede ser controlado a través de la app de nuestro móvil, desde el que podemos activar 21 modos de lavado diferentes y recibir notificaciones cuando el lavado termine.

Por el momento, esta lavadora no tiene fecha de lanzamiento en Europa. En china será lanzada hoy mismo, 28 de diciembre, por un precio de 2.499 yuan (320 €).

La entrada La lavadora y secadora inteligente de Xiaomi hace la colada por si sola aparece primero en Omicrono.


Continue reading La lavadora y…

Esta mesa de IKEA podría aprovechar el calor del café para recargarte el móvil

¿Y si pudiésemos aprovechar el calor de nuestra taza de café mañanera para recargar el smartphone mientras revisamos las noticias del día?

No es una idea tan loca y quizá en unos años veamos esta tecnología en las mesas y muebles de Ikea. El proyecto se llama Heat Harvest y es un concepto que han desarrollado Sergey Komardenkov y Vihanga Gore en Space10.

Se trata de un espacio, un laboratorio de investigación que Ikea ha creado en Copenhague en el que dar rienda suelta a la imaginación para crear un futuro más sencillo.

Aprovechar las diferencias de temperatura entre superficies para generar electricidad

electricidad con calor

Heat Harvest se basa en el aprovechamiento del calor que generan decenas de productos que tenemos en el hogar. Imagina superficies que capturasen el aumento de temperatura que producen y la convirtiesen de nuevo en electricidad reutilizable.

El concepto se basa en la termoelectricidad, en aprovechar el hecho de que las diferencias de temperatura entre dos superficies pueden generar electricidad y, sobretodo, aprovechando los últimos avances en nanotecnología que permitirían una conversión del calor en energía más eficiente.

La idea se centra en dos posibles productos con esta tecnología, por una parte mesas que extraen el calor de objetos como la taza de café o cualquier objeto caliente para después convertirlo en energía y ofrecer, por ejemplo, superficies de carga inalámbrica para dispositivos móviles.