Lo más divertido y curioso del MWC 2013, desde dentro